Implantología

Una solución estable y duradera

Los implantes dentales corrigen las ausencias dentarias. Se insertan en el hueso y se convierten en la raíz artificial de tu nuevo diente. La cirugía se realiza con anestesia local y es completamente indolora.

Los implantes dentales son un tornillo de titanio que es aceptado por el organismo como algo propio, amoldándose a la base ósea de forma natural. De este modo, el hueso crece rápidamente alrededor de él, produciéndose una unión, estable y más duradera que en otro tipo de tratamientos, entre el implante y el hueso.

Para conseguir la reposición de un diente mediante implantes dentales, es preciso colocar el tornillo de titanio en el hueso. Finalmente se coloca la corona que puede ser de cerámica o resina según las situaciones.

Con implantes podemos reponer desde un simple diente unitario, hasta arcadas completas pasando por tramos de 2 o más dientes ausentes. Dependiendo del caso de cada paciente, buscaremos el plan de tratamiento más indicado, intentado usar el mínimo número de implantes en cada caso.

Con nuestro aparato de radiodiagnóstico en 3D conseguiremos realizar una planificación precisa y lograr el mejor resultado.

Todos los Tratamientos